] BOGOTÁ * 14 de marzo de 2017.
El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, pedió «perdón» por la financiación ilegal de Odebrecht a su campaña para las elecciones de 2010; no obstante, aseguró que él no lo sabía.

Según las primeras investigaciones, la constructora brasileña habría pagado 400.000 dólares a una empresa colombiana para imprimir dos millones de afiches de Santos en el 2010, sin que haya registros contables de esta operación.

La Fiscalía colombiana investiga la campaña presidencial de Santos, la que le catapultó al poder, y la de su principal rival en 2014, el candidato ‘uribista’ Óscar Iván Zuluaga, por presunta financiación irregular.

«Lamento profundamente y pido excusas a los colombianos por este hecho bochornoso que nunca –nunca– ha debido suceder y del que me acabo de enterar», dijo Santos en una declaración grabada que difundió este martes la Casa de Nariño.

Santos aseguró que no tuvo conocimiento de dichas gestiones. «Se hicieron en directa violación de las normas éticas y de control que exigí que se impusieran en la campaña», afirmó.

Por ello, instó «a todos los implicados a aclarar a la mayor brevedad posible esta actuación inaceptable», al tiempo que ha reiterado su llamamiento a las autoridades competentes para que lleguen al fondo de este asunto.

El dirigente aclaró que «esta violación de las normas de la campaña no supone que se deriven hechos de corrupción en el Gobierno», a pesar de lo cual ha pedido que se revisen todas sus decisiones y se sancione a los responsables de «cualquier acto de corrupción».

Caso Odebrecht

Odebrecht y su filial petroquímica Braskem llegaron el pasado diciembre a un acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos por el cual admiten el pago de sobornos a funcionarios de 12 países para conseguir contratos públicos. Ambas compañías se han comprometido a pagar conjuntamente una multa de 3.500 millones de dólares a cambio de que se retiren los cargos en Estados Unidos, Suiza y Brasil.

Este acuerdo se enmarca en las investigaciones estadounidenses por el caso ‘Lava Jato’, en el que las autoridades brasileñas indagan en una red de pago y cobro de sobornos a políticos de distinto signo para lograr contratos de la petrolera estatal, Petrobras.

Odebrecht ha reconocido el pagó más de 2.000 millones de dólares en sobornos a funcionarios y políticos brasileños y otros 439 millones de dólares en otros países de la región.

En el caso de Colombia, además de la entrega de fondos a campañas electorales, se investiga el pago de 4,6 millones de dólares para conseguir las obras de una autopista en el norte, la llamada ruta del sol.
] Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here