Ezequiel Flores Contreras y Bernardo Torres
] CHILPANCINGO, Gro. * 20 de abril de 2017.
En distintos puntos del puerto de Acapulco, esta mañana se localizaron otras dos cabezas humanas acompañadas de narcomensajes donde se insiste sobre los presuntos nexos del gobernador Héctor Astudillo Flores con el narcotráfico.

Por otra parte, al menos dos cuerpos desmembrados fueron hallados frente a la sede de la Fiscalía General del estado (FGE), al sur de esta ciudad, dentro de cinco bolsas de plástico.

Sobre las cabezas localizadas en Acapulco, los informes refieren que la primera extremidad cefálica se encontró tirada sobre la avenida Adolfo Ruiz Cortines en el punto conocido como la Y, a la altura de un módulo de la policía municipal, y la segunda sobre el cofre de un auto estacionado en la avenida Cuauhtémoc, en las inmediaciones de la colonia La Garita.

En ambos lugares, los sicarios dejaron un mensaje escrito sobre cartulinas que decía:

Estas van a ser las consecuencias gobierno federal de los mandos que tiene el gobernador Héctor Astudillo; el director de la Policía Ministerial, Ricardo Zamora; comandante regional Héctor de la Rosa y el comandante Brito, quienes les reciben dinero a Jovani alias Mecánico, a quien dejan secuestrar y robar carros a cambio de 50 mil pesos semanales. AInvestíguenlos gobierno federal, ese ya es su trabajo”.

Con el hallazgo de este jueves suman tres las cabezas humanas localizadas en menos de 24 horas en Acapulco con el mismo mensaje donde se acusa a Astudillo de presuntos vínculos con la delincuencia.

Y, según reportes oficiales, esta misma mañana se encontraron cinco bolsas con restos humanos en las inmediaciones de la colonia Paludismo, al sur de esta capital. De manera preliminar se informó que se trata de los cuerpos de dos hombres desmembrados que permanecen en calidad de desconocidos.

LA VIOLENCIA NO EMPEZÓ EN MI ADMINISTRACIÓN

Ante los hechos de violencia que se han registrado en los últimos días en el Estado de Guerrero, el gobernador, Héctor Astudillo Flores señaló que este fenómeno no empezó en su gobierno, pero reconoció que la tendencia de ejecuciones va en aumento.

En Conferencia de prensa donde se limitó a lamentar el asesinato del Secretario General del PRD en Guerrero, Demetrio Saldívar Gómez, el mandatario explicó que la violencia se acentuó en esta entidad a partir del año 2011, donde se registraron dos mil 158 asesinatos.

En el 2012, fueron dos mil 310; en 2013, las víctimas alcanzaron la cifra de dos mil 87; en el 2014, el saldo fue de mil 514; en el 2015, fueron dos mil 16; en el año 2016, las víctimas fueron dos mil 280, y en lo que va del primer trimestre del 2017, los homicidios suman ya 664.

“Como se puede advertir de 2011 a 2017, se registró que en el año 2012 se ha alcanzado la mayor cifra con dos mil 310 homicidios dolosos, con excepción del año 2014, ha habido ligeras variaciones, que mantienen una tasa de dos mil 60 casos por año”, dio a conocer el mandatario.

Justificó con estas cifras, que la violencia homicida no ha sido causada por su gobierno, por el contrario, dijo, han tratado de abatir los niveles delincuenciales, pero que a diferencia de administraciones anteriores, actualmente no de cuenta con la misma cantidad de recursos.

“Reconocemos que tenemos un problema grave en materia de seguridad, que afecta al estado, pero que afecta también a todos los municipios, nuestra policía estatal es numéricamente insuficiente, pero el salario que recibe cada uno de sus miembros está por encima del promedio nacional”, dijo.

Astudillo Flores, defendió que desde el inicio de su administración se ha trabajado en la operación de los C4s de Acapulco, Chilpancingo e Iguala, pero hace falta equipar a la Policía Estatal y mejorar las instalaciones de esta corporación.

“Entendemos y participamos de la indignación ciudadana y en el caso concreto del caso de Demetrio Saldívar Gómez, y de otros también dirigentes políticos, así como servidores públicos que exigen pronto esclarecimiento de estos actos criminales”, explicó.

A pesar de las limitaciones presupuestales, Héctor Astudillo, se dijo dispuesto a cumplir sus compromisos de campaña “Orden y paz”, y que los ciudadanos realicen sus actividades protegidos por la ley.

A un año y medio de su sexenio, reconoció que la violencia es más complejo de lo que “creíamos” al inicio del gobierno, cuando pidió un plazo de un año, para dar resultados en materia de seguridad, que se cumplen el próximo 03 de mayo.

“Este gobierno no ha sido omiso, ni lo será, recibimos grandes problemas y habremos de enfrentarlos con acciones de ese mismo tamaño”, enfatizó.

También se refirió que no caerán en el debate político que generan este tipo de hechos, que no ayudan a gobernar “estoy claro que estoy obligado a ofrecer resultados y no rehuímos del compromiso, y reitero mi solidaridad con el Partido de la Revolución Democrática (PRD), familia y amigos de Demetrio Saldívar Gómez”. (Agencia Periodística de Investigación.
] Apro API

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here