] MADRID * 17 de mayo de 2017.
Los colegios profesionales de periodistas de casi toda España pronunciaron su rotunda condena a la violencia contra los periodistas en México y exigieron a las autoridades mexicanas que actúen para ponerle freno.

“La violencia contra los informadores en México es un crimen que nos afecta a todos. Denunciar la impunidad que la ampara es una responsabilidad ineludible”, señalaron en un comunicado.

Como representantes legales de la profesión, los colegios profesionales de periodistas de Cataluña, Andalucía, Murcia, Galicia, Castilla y León, Asturias, Navarra, Rioja y País Vasco emitieron su pronunciamiento conjunto en el que se suman al llamado de la prensa mexicana: Asesinar al periodista no mata la verdad.

Los periodistas españoles recordaron que en 2016, México se convirtió en el tercer país del mundo con más comunicadores asesinados, con 11 casos, solo superado por Irak (15) y Afganistán (13), según datos de la Federación Internacional de Periodistas.

El comunicado resaltó el asesinato de Javier Valdez Cárdenas, miembro del equipo fundador de Ríodoce, y cuyos libros son obra de referencia sobre el tema de la violencia y el narcotráfico.

Valdez es uno de los ocho periodistas asesinados en México en lo que va del año.

En marzo asesinaron a otros tres periodistas a balazos en México: Cecilio Pineda, en Guerrero, Ricardo Monlui, en Veracruz, y Miroslava Breach, en Chihuahua. El 14 de abril ajusticiaron a Maximino Rodríguez, en la ciudad de La Paz, y el 16 de abril al comunicador y activista Juan José Roldán, en Tlaxcala. El 2 de mayo, a Filiberto Álvarez, cronista de Morelos, recuerdan.

El mismo día 15 de este mes, solo horas después del asesinato de Valdez, tirotearon en Jalisco a la subdirectora comercial del semanario El Costeño y esposa de su propietario, Sonia Córdova, y a su hijo, Jonathan Rodríguez Córdova, que murió en el acto.

A finales de marzo, dejaron malherido a balazos a Julio Omar Gómez y mataron a su guardaespaldas en el Distrito Federal, y el mismo mes, el periodista Armando Arrieta recibió un tiro en Veracruz.

El pasado 25 de marzo, recordaron, tras el asesinato de su colega Miroslava Breach, Javier Valdez escribía en tuiter: “A Miroslava la mataron por lengua larga. Que nos maten a todos si esa es la condena de muerte por reportear este infierno. No al silencio.”

Presidente de la SCJN: “Ni un periodista más muerto”

El presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Luis María Aguilar Morales, se pronunció aquí porque no haya ni un periodista muerto más en México.

“Como ciudadano y como responsable de la justicia, esto es algo que conmociona, que duele que pase en nuestro querido país, y desde luego me uno a las voces que exigen ‘ni uno más’. En México no debe haber ni un muerto más por causa de la violencia”, dijo.

 Y mucho menos –dijo– de quienes tienen “la labor, diría heroica, de transmitir las voces de la gente, del pueblo, transmitir la opinión. Por tanto, yo digo: no al silencio”.

Tras la inauguración del congreso internacional ‘La protección de los derechos sociales en tiempos de crisis’, celebrado en la Universidad Complutense de Madrid, el ministro Aguilar Morales señaló que en todos los ámbitos del país se tiene que “cumplir con la protección que nuestra Constitución establece a los derechos de las personas”.

Consideró que México es pionero al tener desde 1917 una “Constitución protectora” respecto de los derechos de las personas y los derechos sociales, que en otros países se contemplaron muchos años después.

Por tanto, señaló, lo que se debe hacer para evitar toda esta escalada de violencia contra los periodistas en México, “es cumplir con la Constitución”.

“Yo como mexicano y como impartidor de justicia de toda mi vida, quiero que se respete la ley, que se respete la Constitución y los derechos de todos y que no pase más, que no haya (periodistas asesinados), ni uno más, y que se respete la libertad de prensa.

Aguilar Morales evitó entrar en confrontación con las áreas de la administración de justicia, pues al ser cuestionado sobre el elevado número de casos de periodistas asesinados que siguen impunes, aclaró que corresponde al Ministerio Público y a las policías la investigación, y al Poder Judicial juzgarlos.

“A nosotros nos toca resolver los asuntos que se presentan en nuestra jurisdicción, de tal modo que los asuntos que nos hacen llegar a los tribunales los resolvemos y los juzgamos. Serán los responsables de la investigación los que tienen que presentarnos los asuntos”.

Sobre quién tiene la culpa sobre el ciclo de la impunidad en estos casos, el presidente de la SCJN señaló que no puede juzgar al respecto, hasta que no tenga las pruebas en las manos.

CNDH pide a Conago definir acciones contra violencia a periodistas

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, solicitó una reunión con la Comisión Nacional de Gobernadores (Conago), con el objetivo de que se adopten acciones concretas ante el aumento de la violencia contra periodistas, y para evitar que los asesinatos y agresiones de comunicadores queden impunes.

En un comunicado, la CNDH señaló la necesidad de que en cada uno de los casos en que se ha atentado contra la vida o integridad física de periodistas y comunicadores, las autoridades que tienen a su cargo las investigaciones presenten un informe pormenorizado sobre el avance que guardan las mismas y se establezcan mecanismos para su seguimiento, así como para facilitar la coordinación que, en su caso, se llegara a necesitar entre las instancias de investigación locales y federales.

De acuerdo con González Pérez, acabar con la impunidad en esos casos, mediante investigaciones prontas, objetivas, integrales y eficaces, que permitan determinar las responsabilidades correspondientes y que los responsables reciban la sanción que en derecho proceda, es la única vía para revertir el aumento que se presenta en la violencia contra periodistas y comunicadores, así como para prevenir que se repitan los ataques y agresiones.

De igual manera, precisó que ante la necesidad de replantear los modelos y mecanismo existentes para la protección de periodistas, la CNDH convocará a un encuentro a los actores de la actividad periodística que se desarrolla en el país, a efecto de escuchar los planteamientos y necesidades de propietarios de medios, periodistas y comunicadores.

También las opiniones de académicos, especialistas, organizaciones de la sociedad civil, organismos internacionales e instancias gubernamentales, para redefinir las bases de una política común que permita abatir la violencia y propiciar un ejercicio más seguro y libre del periodismo en nuestro país.

Para la CNDH, la violencia contra periodistas y comunicadores es una forma de censura, de supresión de la verdad, y un desafío para la justicia que la sociedad reclama; de ahí la necesidad que se articulen y coordinen esfuerzos y capacidades para la efectiva investigación y castigo de cada crimen cometido en su contra, concluyó el ombudsman nacional.

Peña ofrece trabajo coordinado en protección de periodistas

Apropiándose de la consigna “no se mata la verdad matando periodistas”, el presidente Enrique Peña Nieto anunció, en Los Pinos, un acuerdo con los gobiernos de los estados para la libertad de expresión y la protección de periodistas.

Interpelado apenas por fotorreporteros que exigieron justicia y repusieron los discursos y la impunidad en los crímenes, Peña Nieto pidió a los periodistas que confiaran en las instituciones para acabar con la impunidad y aplicar la ley a los autores de los crímenes.

En su administración han sido asesinados 35 periodistas. Hasta hoy, Peña Nieto comprometió el esclarecimiento de esos crímenes.

En un breve acto realizado en la residencia oficial de Los Pinos, el presidente reiteró lo que el pasado 4 de mayo prometió al Comité de Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés): que destinará más recursos al mecanismo de protección; “fortalecerá las capacidades institucionales” de la fiscalía especializada y profundizará la coordinación con las fiscalías de los estados.

Precedido en el uso de la palabra por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, el procurador general Raúl Cervantes y, a nombre de los 24 gobernadores asistentes, el capitalino Miguel Ángel Mancera, la conclusión del anuncio consiste básicamente en dos cosas: coordinación de fiscalías y un programa de protección creado por cada estado de la República homólogo al federal.

Miguel Ángel Mancera, cuya policía ha sido la más violenta contra periodistas, responsabilizó en todo momento a la delincuencia organizada de los ataques; en tanto, Peña Nieto sólo admitió que en las agresiones, a veces, participan funcionarios locales coludidos.

Entre los gobernadores ausentes, destacan el de Tamaulipas, Francisco Javier Cabeza de Vaca, y el de Durango, José Rosas Aispuro, en cuyas entidades es prácticamente imposible ejercer el periodismo.

Tampoco asistieron los gobernadores de Aguascalientes, Tabasco, Zacatecas.

Peña Nieto reiteró, tanto en su discurso formal como en un mensaje dirigido a fotorreporteros, fuera de protocolo, que su gobierno trabajaría para “continuar” con un México sin censura donde los periodistas y defensores de derechos humanos puedan realizar su trabajo.
] Apro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here