] DAMASCO, SY * 11 de julio de 2017.
ANSA
La televisión iraquí Al Sumariya anunció hoy la muerte del “califa” del Estado Islámico, Abu Bakr al Baghdadi, en base a “una fuente de la provincia de Nínive”, en Irak, varias semanas después de que Rusia anunciara que el líder del ISIS habría muerto durante un bombardeo en Siria, información que entonces no pudo confirmar.

Ahora la emisora iraquí, que en el pasado ya había anunciado varias veces noticias, luego desmentidas, sobre heridas sufridas por el “califa”, parece confirmar la muerte. Lo mismo hizo horas después, el OSDH, el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos, una ONG con base en Londres con diversas fuentes en la región.

“Responsables del ISIS presentes en la provincia (siria) de Deir Ezor confirmaron al OSDH la muerte de Abu Bakr al Bagdadi, emir del ISIS”, declaró a la AFP el director de la ONG Rami Abdel Rahman. “Nos hemos enterado hoy pero ignoramos cuándo y cómo ha muerto”.

La televisión iraquí en tanto afirmó que su fuente -no precisada- refirió que la confirmación también llegó del ISIS. Según esa misma fuente, la banda terroristas se apresta a anunciar el nombre del sucesor de Abu Bakr al Baghdadi

“Las autoridades del ISIS en Tal Afar, convertida en la “capital” provisoria del yihadismo tras la caída de Mosul, anunciaron la muerte de Baghdadi, sin proveer detalles, y dijeron que el nombre del nuevo califa será anunciado pronto”, dijo un comunicado citado por la televisión iraquí.

El “califa” fue dado por muerto o herido varias veces en los últimos años, pero las noticias nunca fueron confirmadas. El último anuncio fue hecho por Rusia el 16 de junio pasado, cuando señaló que la muerte de Baghdadi ocurrió en un ataque al sur de Raqqa, en Siria, el 28 de mayo.

Según la televisión iraquí, “el comunicado del ISIS dice que el nuevo líder será anunciado pronto e insta a sus seguidores a que continúen la Yihad y se mantengan al margen de crisis internas”.

De acuerdo a la fuente citada por la televisión, “la muerte presunta de Baghdadi provocó un golpe de Estado interno con las rivalidades para ocupar los más altos cargos en la estructura del grupo terrorista que llevaron a enfrentamientos armados y la proclamación de un toque de queda en todo el distrito” en su poder.

SIN PRUEBAS, RUSIA DUDA DE LA MUERTE

La vocera del ministerio de Exteriores ruso, Maria Zakharova, dijo hoy que “no posee pruebas” sobre la muerte del jefe del ISIS, Abu Bakr al-Baghdadi.

Por su parte el viceministro de Exteriores, Oleg Syromolotov, en una entrevista difundida hoy por Ria Novosti, reiteró (aludiendo a lo que ya dijo el ministerio de Defensa) que es “altamente probable” que al-Baghdadi haya sido muerto durante incursiones rusas a fines de mayo al sur de Raqqa, Irak. Esa información, subrayó, ahora “está en curso de verificación a través de varios canales”.

Mientras tanto la nueva ministra de Defensa francesa, Florence Parly (que ayer reemplazó a Sylvie Goulard) fue víctima de una usurpación de identidad y a través de un falso perfil suyo en Twitter se anunció la muerte del jefe del ISIS, Abu Bakr al-Baghdadi. “El general Pierre de Villiers (jefe de Estado Mayor del ejército francés) me anuncia ahora que las fuerzas francesas en Irak confirman la muerte del jefe del ISIS, Abu Bakr al-Baghdadi”, decía el perfil falso.

Luego lo desmintió su servicio de prensa: “El perfil @Parlyflorence es falso, el contenido de los tuits posteados no corresponde a la realidad”. Solo el ex premier socialista Manuel Valls cayó en la trampa, retuiteándolo, aunque luego lo borró de su perfil.

El misterio sobre Al-Baghdadi continúa. Como todo lo que lo rodea. Se cree que nació en Samarra (Irak) en 1971. Tiene títulos de licenciatura, maestría y doctorado en la Universidad Islámica de Bagdad.

Su nombre real es Ibrahim Awwad Ibrahim Ali al-Badri. En 2010 asumió el liderazgo del ISIS tras la muerte de Abu Omar. Al- Baghdadi acababa de salir de la prisión en donde fue puesto por el ejército de Estados Unidos en 2004.

Poco tiempo después de tomado el mando cuestionó la autoridad de Ayman al Zawahiri, el médico egipcio que sucedió a Osama Bin Laden. En 2013 rompe con Al Qaeda.

Siempre fue un objetivo de Estados Unidos que por su cabeza ofrecía una recompensa de 10 millones de dólares. Y el misterio sobre su muerte continúa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here