Miguel Ángel Mata: Arrear gatos

Miguel Ángel Mata: Arrear gatos

Posted on jul 23, 2014 in Libertad de Expresión, Specials

]  Miguel Ángel Mata Mata

 ¿Arrear gatos? Suena divertido. La frase fue dicha por Víctor Ruiz, de la Casa de la Defensa de los Derechos de los Periodistas el fin de semana pasada en Acapulco. Fue invitado por el CESOP a la clausura del Séptimo Encuentro Regional del Primer Foro Estatal Sobre Libertad de Prensa. Se trata de la reunión de periodistas de las siete regiones de Guerrero. Un hecho inédito en el país.

“Reunir a periodistas es como arrear gatos”, dijo. Tal vez tenga razón. Los felinos son cariñosos. Son barberos. Son callados. Son ágiles. Son cazadores. Son impresionantemente libres. ¿Alguien podría conducirlos como a las ovejas, las vacas o los caballos? Sencillamente imposible.

El foro fue convocado originalmente por cuatro agrupaciones de periodistas de Acapulco. El primer encuentro regional se llevó a cabo en Marquelia. Luego Taxco. Tlapa. Arcelia y Tlapehuala. Zihuatanejo. Chilpancingo y Acapulco.

En la numeraria se anota: gastamos ocho meses al visitar las siete regiones de Guerrero. Hubo 233 ponencias. Asistieron 365 periodistas de las siete regiones. Las propuestas recurrentes fueron: inequidad en la distribución de la publicidad oficial; violencia recurrente por parte de los poderes formales y de facto en contra de los reporteros; incertidumbre económica; ausencia de seguridad social; abandono infame a periodistas viejos. Hubo cuatro bajas: Jairo Rodríguez, Claudia Cohen, Jorge Torres y Rodrigo Huerta Pegueros. Al final del camino las cuatro agrupaciones convocantes se convirtieron en quince.

El financiamiento de los foros tocó a cada uno de los anfitriones. En Marquelia fue Fernando Santamaría. En Taxco José Arroyo. En Tlapa Brenda Nava y Ricardo González. En Arcelia Misael Tamayo. En Zihuatanejo José Ascención Nogueda. En Chilpancingo Jose Luis González y en Acapulco Miguel Ángel Mata.

Para el caso de Acapulco antes del lunes próximo serán publicados los nombres de los patrocinadores asi como los gastos del foro. Se trata de transparencia exigida en cada una de las regiones.

¿Qué sigue? Nos preguntaron al término de la ceremonia. Viene el trabajo de escritorio. El apoyo del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública será invaluable. Luego las propuestas para modificar la ley y dar vigor al Fondo de Apoyo a los Periodistas. Se trata de fortalecerlo, radicar su presupuesto en el Congreso y evitar que a capricho del gobernador en turno aumenten o disminuyan las prestaciones que se otorgan a los periodistas.

Sigue recorrer el camino de la propuesta. Luego otro para presentar las memorias convertidas en texto y luchar por modificar la ley.

¿Arrear gatos? Parece ser posible. ¿Cómo le hicimos? Con el cariño, solidaridad y sobre todo la amistad de cada uno de los compañeros que nos recibieron maravillosamente en cada una de sus regiones.

Enseguida me permito compartir el discurso que ofrecí durante la ceremonia de clausura del séptimo encuentro del primer foro sobre libertad de prensa en Guerrero. Va.

 Antes que nada dedico este modesto trabajo a cuatro queridos compañeros nuestros. Cuatro personas queridas de todos nosotros y quienes nos acompañaron en la construcción de este sueño que, luego de ocho meses, se ha convertido en una realidad.

Me refiero a nuestra querida Caudia Cohen. Nuestro amigo Jairo Rodríguez del Olmo, quien fue conocido como la ultima descendencia del emperador Cuauhtémoc y quien nos deleitó con sus maravillosas relatos llenos de amor por nuestro querido estado y, sobre todo, orgulloso de ser mexicano.

También me refiero a Jorge Torres Palacios y, sobre todo, a nuestro entrañable Rodrigo Huerta Pegueros, paradigma e icono de la comunicación de Guerrero. Ellos han partido, pero nos dejaron su ejemplo y tesón por el periodismo libre.

Estimados amigos.

Hoy podría ofrecerles un relato de terror. Podría decirles que nuestro oficio, casi en riesgo de extinción, atraviesa por una etapa terrible de violencia que sin razón dejó 12 desaparecidos o asesinados en los últimos catorce años en el suelo guerrerense. Aun no aparecen Leodagario Aguilera ni Marco Antonio López.

Podría platicarles la triste historia de un presidente municipal pusilánime, y su malvada madre, quienes han contratado a ex agentes de la policía judicial en Marquelia para insistir en linchar al editor de uno de los periódicos independientes con que contamos en Guerrero. Me refiero al El Faro de la Costa Chica que aguanta la embestida terrible del alcalde de Marquelia y de su malvada madre, una empresaria de la construcción que paga sicarios de la prensa para pretender desplazar de la región de Costa Chica a Fernando Santa María.

Podría platicarles que ser periodista o voceador en la Montaña Baja es peligro mortal. Quien ose vocear un periódico en ese municipio podría ser muerto. ¿La autoridad municipal? Ausente.

O podría decirles que en la región de la Tierra Caliente el jefe de un cartel de la droga informa a los compañeros de la aparición de algún ejecutado, lo que ya es cotidiano en muchos lugares de Guerrero, pero de inmediato le llama el jefe de otro grupo criminal para amenazarles: si publican la foto se mueren. Menudo dilema, en ocasiones es el ejército quien les exige revelar sus fuentes.

Al conocer algunas de estas tristes historias algún día me preguntó nuestro amigo Javier Morlet. ¿Porqué siguen siendo periodistas ante esas condiciones? Muy buena pregunta, le respondimos. La respuesta aun no la hallamos.

Hay otras historias. Tal vez mas tristes. En Guerrero nuestro gobierno maneja un millonario presupuesto en el área de comunicación. ¿Sabían ustedes que del cien por ciento de ese presupuesto son las empresas de comunicación de la ciudad de México las que se llevan el 80? Del 20 que queda son los medios de Acapulco y Chilpancingo los que se llevan otro 80. Lo que queda, el veinte del veinte, es regalado a manera de dádiva a supuestos periodistas que asi cobran los favores hechos en campaña. Pocos agraciados con esa práctica son periodistas.

El caso aquí no es cuestionar la manera en cómo maneja su presupuesto el gobierno estatal. Ellos tendrán sus razones para hacerlo asi. La cuestión es que muchas de esas empresas beneficiadas con millonarios convenios de publicidad, y cuyos propietarios se hacen millonarios, no pagan salarios a sus reporteros. Hay casos patéticos registrados, inclusive, en el puerto de Acapulco. Los reporteros son enviados a la calle con una grabadora y la cámara fotográfica a buscar la vida como puedan. Mientras, sus patrones reciben jugosos convenios por parte del gobierno.

 Hay historias aun mas tristes. Nos conmueven. Casi todos nuestros viejos compañeros, aquellos que han ayudado al Estado a consolidar el proceso democrático y que han dado validez a la tesis que un Estado es democrático cuando cuenta con una prensa libre, son abandonados a su suerte una vez que cumplen una edad avanzada y ya no son útiles laboralmente. Les dan una patada en el trasero y mueren en el abandono sin atención médica y en el mas infame de los olvidos.

 Nosotros, deveras, queremos dejar atrás estas tristes historias. Por eso recorrimos las siete regiones del estado de Guerrero para conocer de viva voz las experiencias de nosotros mismos. Nos escuchamos unos a otros. Descubrimos un mundo maravilloso y tal vez encontramos la respuesta a la pregunta de Javier Morlet ¿Porqué somos periodistas en esas condiciones?

De las primeras cosas hermosas que hallamos fue que esa inequitativa distribución de la publicidad oficial es motivo de que periódicos como El Faro de Costa Chica; ABC y Noticias de La Montaña; Diario de Taxco; Diario 21 de Iguala; Despertar del Sur, de Tierra Caliente; Diario de Zihuatanejo y Despertar de la Costa se hayan consolidado como líderes en cada una de sus regiones. Son empresas cuya circulación diaria oscila entre los cuatro o siete mi 500 periódicos vendidos cada uno.

Son empresas guerrerenses que pagan buenos salarios a sus reporteros, les dan seguridad social, les pagan viáticos y, eso si, les prohíben recibir dádivas. ¡Que gusto nos dio saber que mas allá del egocentrismo de Acapulco y Chilpancingo hay otra manera de hacer las cosas!

En Taxco una hermosa mujer, que es la embajadora de la Flor de Noche Buena en la Comunidad Europea, Mary France Poveda Luna, nos ofreció un bello mensaje de amor y paz. Ella nos trajo la experiencia vivida en el País Vasco, España, en donde, a pesar del terror de las bandas, la sociedad, en comunión con los comunicadores, comenzaron a hablar de las cosas buenas de su entidad y lograron lo que muchos creían imposible: atraer turismo a una zona que fue considerada de guerra. Aquí podemos hacer lo mismo.

Estimados invitados especiales. Queridos compañeros. Creo firmemente que, como lo escribió García Marques, éste es el oficio mas bello del mundo. Al recorrer las siete regiones y conocer a mis compañeros puedo sostener firmemente lo que Kapunzinsky escribió, que las malas personas no pueden ser buenos periodistas. Pero también estoy seguro que los medios impresos, como los libros, ayudan al estado a educar y le ayudan a promover la paz.

Alguna vez García Lorca escribió un discurso cuando fue inaugurada la primera biblioteca de su pueblo, en Granada, España. Ese discurso se llamó Medio pan y un libro. En su parte central sostuvo que para abatir la pobreza y la violencia es necesario darle al pueblo mitad de un pan y un libro. Demos en Guerrero, además de pan y libros, periódicos libres.

Antes de concluir he de reconocer que cuando comenzamos, en Marquelia, con este sueño maravilloso, veíamos que nuestro paradigma, el de los periodistas de Guerrero, era nuestra paradoja. Nuestra herramienta de trabajo es la comunicación y tristemente no teníamos comunicación entre si. Hoy, a ocho meses del primer paso de un bonito sueño, la comunicación es nuestro paradigma pero comienza a dejar de ser nuestra paradoja.

Señor Secretario de turismo. Señora Secretaria de Desarrollo social. Quiero pedirle, a nombre de mis compañeros que integran el Fondo de Apoyo a los Periodistas, que le hagan llegar un reconocimiento al gobernador del estado, Ángel Heladio Aguirre Rivero.

¿Cuál es la causa del reconocimiento que le hacen quienes son críticos a su gobierno? Sencillo, no podemos negar que Aguirre es sensible a los medios y tolerante a la crítica. Pero sobre todo porque incrementó el presupuesto del Fondo de Apoyo a los Periodistas de un millón de pesos, que dejó el ex gobernador Zeferino Torreblanca, a siete millones de pesos e implementó un importante programa de vivienda a comunicadores que ya ha dado beneficios a algunos de nuestros compañeros. Por favor háganle llegar nuestro reconocimiento.

De los tristes relatos aquí anotados habrá una memoria. Debo reconocer la disposición del diputado Sebastián de la Rosa y del director del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública, Rafael Aréstegui porque ellos harán el libro donde serán publicadas todas las aportaciones vertidas en los siete foros regionales.

Y será de ahí que habremos de sacar las propuestas de modificaciones a la ley del Fondo de Apoyo a los Periodistas que pretendemos entregar al ejecutivo y al Congreso Local para su valoración y posible aprobación. Señora secretaria de desarrollo social, le haremos llegar en su momento esas propuestas para que sea usted el conducto para hacerlas llegar al titular del poder ejecutivo.

Queridos compañeros. Espero nos reciban de nueva cuenta cuando llevemos a sus regiones las memorias convertidas en libro y, tal vez, la nueva ley.

Bienvenidos a Acapulco. Esperamos atenderles como ustedes lo hicieron de manera maravillosa en sus respectivas regiones.

Gracias.

Acapulco, Guerrero, a 19 de julio del 2014.

] Síntesis de Guererro