Inicio LOS PERIODISTAS Epístolas Surianas (Carta a Don Héctor)

Epístolas Surianas (Carta a Don Héctor)

Compartir
Foto: DGCS Acapulco

] Julio Ayala Carlos

EL DATO ES REVELADOR. Con una huelga, el hoy visitador de la Comisión de los Derechos Humanos del estado, José Reynaldo Moreno Fuentes, quien se queja de que lo tienen trabajando, fue que le sacó una compensación de tres mil pesos al entonces presidente de esa institución, el siempre y bien recordado Juan Alarcón Hernández, a quien sustituyó, primero como encargado y ahora como titular con todas las de la ley, Ramón Navarrete Magdaleno.

Y si ya sabe cómo logra las cosas, en este caso, con la presión, el chantaje y la denuncia, es obvio que busca hacerlo de nuevo. Y como fue. Hoy como ayer, lo intenta con la misma amenaza de huelga, y el señalamiento de que sufre acoso laboral del presidente de esa institución defensora de los derechos humanos, por el hecho de que fue cambiado de Visitaduría, es decir, de una en la que no hacía nada, a otra en la que ahora sí trabaja.

Ciertamente no es un caso que extrañe. Es decir, el que un trabajador, que por cierto percibe casi 20 mil pesos, proteste porque lo ponen a trabajar. Ahí están los maestros de la Ceteg, que exigen ganar más, pero se niegan a evaluarse y capacitarse, y lo que es peor, mantienen abandonadas las escuelas en las que deberían estar trabajando.

Sí. No es extraño, porque ocurre a diario. Pero es cínico, mezquino y ruin, que quienes perciben como salario casi 20 mil pesos, como es el caso de José Reynaldo Moreno Fuentes, utilicen de pretexto el “acoso laboral” para no trabajar donde se le requiera, aduciendo que no está preparado para ello, cuando como los maestros cetegistas, se han negado a la capacitación.

El mismo Moreno Fuentes lo reconoce. Nada sabe del Protocolo de Estambul, es decir, del Manual de investigación y documentación efectiva sobre tortura, castigos y tratamientos crueles, inhumanos y degradantes, que por regla deben conocer no solo los visitadoress de la Comisión de Derechos Humanos del estado, sino incluso todos los trabajadores de esa institución. Sin embargo, José Reynaldo prefiere estar encasillado en asuntos laborales y educativos porque precisamente ahí se trabaja menos.

Hoy como en los últimos cuatro años, la Codehum es sin duda la que más trabaja, en tratándose de todos los organismos con autonomía propia. Los hechos del 26 y 27 de septiembre del 2014, ocurridos en Iguala, marcaron un antes y un después de la Comisión, en razón de que se convirtió en la única institución que no solo servía de garantía para el respeto de los derechos humanos de quienes salían a las calles a protestar y a exigir justicia por la desaparición de los 43 normalistas, sino también se convirtió en la parte mediadora, todos los días, las 24 horas, entre sociedad y gobierno.

Es decir, en la Comisión de los Derechos Humanos del estado no cabe la simulación, los pretextos y la flojera para no trabajar. Poner como excusa que no se está capacitado para trabajar en favor de los derechos humanos, es como reconocer que se ha estado cobrando un salario sin merecerlo, lo cual no solo es sinónimo de desvergüenza y cinismo, sino también de burla y de mezquindad para quienes confían en la Codehum como defensora de los derechos humanos de los guerrerenses.

Y EN OTRO ASUNTO, EL Alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre encabezó este miércoles la presentación de acciones y resultados en materia de transparencia, donde anunció que su gobierno implementará el programa “Lupa Ciudadana”, con el cual busca la vigilancia de la sociedad y lograr que Acapulco esté presente entre los 10 municipios más transparentes del país.

Además, el alcalde firmó un convenio de participación con los colegios de profesionistas afines al ámbito de la construcción para que los directores responsables de obras participen en la observancia de la calidad de los proyectos que realice el municipio en esta materia. Ahí, Evodio Velázquez destacó que su gobierno está trabajando con firmeza en la transparencia y rendición de cuentas, resaltando que Acapulco se convertirá en el primer municipio a nivel nacional que cuente con la certificación ISO 9001:2015.

Sobre el programa Lupa Ciudadana, dijo que es un mecanismo tecnológico que ayudará a bajar los índices de corrupción, ya que mediante una aplicación para teléfonos inteligentes la sociedad podrá hacer reportes ciudadanos de manera inmediata.

El alcalde informó que el Colectivo Ciudadanos por Municipios Transparentes (CIMTRA) colocó a Acapulco como el municipio más transparente de Guerrero con 7 puntos más en comparación del gobierno anterior que calificó con 4. El primer edil, convocó a los colegios de profesionistas a participar en el Gran Pacto Social que está promoviendo su gobierno, a través del colectivo Suma X Acapulco.

Comentarios: julio651220@hotmail.com