] WASHINGTON, DC * 20 de junio de 2017.
AP

El presidente Donald Trump apoyó ante el mandatario ucraniano, Petro Poroshenko, una resolución “pacífica” al conflicto en el este del país europeo entre el gobierno de Kiev y los separatistas prorrusos.

En la reunión que mantuvieron ambos en el Despacho Oval, Trump también dialogó de las reformas y los esfuerzos anticorrupción del presidente ucraniano, detalló la Casa Blanca.

En el encuentro con Poroshenko, anunciado a última hora del lunes por la Casa Blanca, estuvieron también presentes el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, y el principal asesor de Seguridad Nacional de Trump, H.R. McMaster.

Trump declaró ante los periodistas que las conversaciones con Poroshenko fueron “muy, muy buenas” y que cree que se han logrado “muchos progresos”.

Estamos realmente luchando para ganar libertad y democracia”, indicó por su parte el mandatario ucraniano al alabar el “liderazgo” de Trump y anotar que confía en tener una “cooperación eficaz” con él para llevar la “paz” a su país.

La cita de hoy entre Trump y Poroshenko se ha producido en un momento de crecientes tensiones entre Washington y Moscú, y con una investigación en marcha sobre la presunta injerencia rusa en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016.

Poco antes de la reunión en el Despacho Oval entre ambos mandatarios, el Departamento del Tesoro de EU anunció sanciones para 38 individuos y entidades, algunos de ellos rusos, por el conflicto en el este de Ucrania.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por su sigla en inglés) del Tesoro detalló en un comunicado que su objetivo es “reforzar” las existentes sanciones a Rusia por su intervención en Ucrania y “contrarrestar” los intentos de eludirlas.

Estas designaciones mantendrán la presión sobre Rusia para trabajar hacia una solución diplomática”, subrayó en el comunicado el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steve Mnuchin.

Mnuchin recordó el compromiso de Estados Unidos con “un proceso diplomático que garantice la soberanía de Ucrania” y que las sanciones no serán levantadas hasta que Rusia “cumpla con sus obligaciones bajo los acuerdos de Minsk”.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, afirmó la pasada semana que Rusia y Ucrania pueden llegar a pactos fuera de los Acuerdos de Minsk, destinados a sellar la paz, pero estancados prácticamente desde su firma en febrero de 2015.

Sin embargo, el Kremlin siempre ha rechazado la implicación abierta de Washington en el proceso, al considerar que EU instigó en febrero de 2014 el derrocamiento del entonces presidente ucraniano, Víktor Yanukovich, y provocó con ello la sublevación prorrusa en el este de Ucrania y la anexión de Crimea por parte de Moscú.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here