Yolaine Díaz
] NUEVA YORK, NY. * 02 de agosto de 2017.
People

A los 45 años muy pocas mujeres se animan a mostrar su cuerpo y mucho menos a posar desnudas para salir en la portada de una revista. Pero ese no es el caso de Sofía Vergara, quien no tuvo reparos para quitarse la ropa y salir como Dios la trajo al mundo en la portada de la edición de septiembre de la revista Women’s Health. Eso sí, aunque a ella no le pareció tan descabellada la idea, a quien no le gustó mucho fue a su esposo Joe Manganiello.

“Joe me dijo, ‘caramba, ¿vas a salir desnuda en todo ahora?’”, le dijo la actriz colombiana a la revista donde sale con la mejor de las sonrisas y luciendo una cabellera espectacular.

Aunque posó con confianza y mucha coquetería para las atrevidas fotos, Vergara sí pensó mucho en su edad cuando su representante la dijo de qué se trataba la sesión de fotos.

“Le dije a mi representante, ‘voy a cumplir 45 años, deja de ponerme desnuda en todo, déjame envejecer con dignidad’. La gente me dice, ‘oh, parece que estás en tus veintes’. Pero no es cierto, nuestra piel es diferente”, expresó entre risas la también empresaria. “Yo nunca había pensado en la palabra poro, y entonces ahora es cómo, ‘y ahora qué hago con estos’. He aquí una mujer de 45, que está mostrando su cuerpo. No es como antes que solo salían [así] las chicas jóvenes”.

Aparte de mostrar sus encantos, a la artista tampoco le importó hablar de su cuerpo, sobretodo del considerable tamaño de sus senos y de lo difícil que le resulta cubrirlos usando solo las manos.

“Están todas esas modelos altas agarrándose los senos con un solo brazo, pero yo de casualidad me puedo cubrir los míos con las dos manos. Yo soy 32DDD”, contó la actriz. “Mis senos son reales y tuve un bebé. Si me los agarro no puedo casi ni cubrirme los pezones”.

En las fotos se puede apreciar la increíble figura de la actriz, que según ella, lo debe a los ejercicios. Sin embargo y aunque sabe que le hacen bien, Vergara admite que no disfruta hacerlos.

“Joe hizo un gimnasio en la casa, así que no tengo excusas”, confesó Vergara, quien hace ejercicios tres o cuatro veces a la semana. “Es como una tortura para mí. Estoy de mal humor antes de hacerlos, mientras los estoy haciendo y cuando termino porque tengo que programar la próxima clase”.

Con gusto o no, lo cierto es que Vergara luce espectacular a sus 45 años y no tiene nada que envidiarle a las chicas que están en sus veintes. ¿No crees?

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here