Inicio PODER Y POLÍTICA Ambientes Políticos Trump exalta arsenal nuclear de EU en advertencia a Norcorea

Trump exalta arsenal nuclear de EU en advertencia a Norcorea

Compartir

Doina Chiacu, Christine Kim
] WASHINGTON * ’09 de agosto de 2017. 
Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, exaltó el miércoles el poder nuclear de su país aunque dijo que esperaba que no fuera necesario usarlo, poco después de lanzar una incendiaria advertencia a Corea del Norte, que amenazó con un ataque a territorio estadounidense.

Los mensajes de Trump por Twitter se sucedieron después que Corea del Norte dijo que está considerando planes para atacar con misiles el territorio estadounidense de Guam, horas después de que Trump advirtiera a Pyongyang que si vuelve a amenazar a Washington “se encontrará con un fuego y una furia que el mundo jamás ha visto”.

“Mi primera orden como presidente fue renovar y modernizar nuestro arsenal nuclear. Es ahora mucho más fuerte y poderoso que nunca antes”, dijo el mandatario republicano. “Ojalá nunca tengamos que usar este poder. ¡Pero jamás habrá un tiempo en que no seamos la nación más poderosa del mundo!”, añadió.

La escalada de tensiones entre un país que tiene uno de los mayores arsenales nucleares del mundo y otro que aspira a convertirse en una potencia nuclear sacudió a los mercados y llevó al secretario de Estado estadounidense Rex Tillerson a tratar de poner paños fríos a la disputa retórica.

Trump ha dicho que el arsenal nuclear de su país es más fuerte que nunca, aunque autoridades estadounidenses aseguran que la modernización de ese tipo de armamento puede tardar décadas.

Poco antes de las declaraciones de Trump sobre el arsenal nuclear, Tillerson aterrizó en Guam para una visita programada anteriormente. Dijo a periodistas que no creía que hubiera una amenaza inminente de Pyongyang y que “los estadounidenses deberían dormir tranquilos en la noche”.

Tillerson dijo que con su advertencia sobre “fuego y furia”, Trump está intentando usar un lenguaje similar a la retórica del líder norcoreano Kim Jong Un. Corea del Norte constantemente amenaza con destruir Estados Unidos.

“Lo que el presidente está haciendo es enviar un fuerte mensaje a Corea del Norte en un lenguaje que Kim Jong Un entendería, porque él no parece comprender el lenguaje diplomático”, declaró Tillerson.

Más temprano el miércoles, Corea del Norte dijo que estaba “examinando cuidadosamente” un plan para atacar Guam, una isla del Pacífico que alberga a unas 163.000 personas y una base militar estadounidense que incluye un escuadrón submarino, una base aérea y un grupo de la Guardia Costera.

El plan de ataque será “puesto en práctica (…) en cualquier momento” una vez que el líder Kim Jong Un tome una decisión, dijo un portavoz del Ejército norcoreano en un comunicado difundido por la agencia estatal de noticias KCNA.

El gobernador de Guam, Eddie Calvo, desestimó la amenaza norcoreana y sostuvo que la isla está preparada para “cualquier eventualidad”, con defensas estratégicamente instaladas. Calvo dijo que ha estado en contacto con la Casa Blanca y que no se han registrado cambios en el nivel de amenaza.

“Guam es suelo estadounidense (…) No somos sólo una instalación militar”, dijo el gobernador en un mensaje de video difundido en Internet.

Pyongyang, que impulsa programas de misiles y armas nucleares desafiando las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, también acusó a Estados Unidos de idear una “guerra preventiva”. En otro comunicado señaló que cualquier plan para ejecutar esto será enfrentado con una “guerra total que eliminará todos los bastiones de los enemigos, incluyendo el territorio continental de Estados Unidos”.

Washington ha advertido que está listo para usar la fuerza si es necesario para detener el programa nuclear y de misiles balísticos de Corea del Norte pero que prefiere la acción diplomática global, incluyendo la aplicación de sanciones. El sábado, el Consejo de Seguridad de la ONU impuso nuevas sanciones a Corea del Norte de manera unánime.

China, el más estrecho aliado de Corea del Norte pese a la molestia de Pekín con los programas nuclear y de misiles de Pyongyang, describió la situación como “compleja y sensible” e instó a la calma y a un retorno a las negociaciones.