Ángel Blanco / El Brujo Chiripero
] Efecto Espejo

¿Algún periodista de Guerrero confía en la “Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Contra la Libertad de Expresión” o el “Mecanismo de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas”?

¡Yo tampoco!

Los hechos han dado fe de su efectividad fallida, además de que se halla en crisis económica.

Desde su creación en 2012, el MPPDDHP ha sufrido recortes presupuestarios drásticos por parte del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Este sistema, ampara a unas 509 personas, a la fecha.

Ofrece, entre otras medidas cautelares, “escoltas, patrullajes, manuales de autoprotección y un botón de pánico” para alertar a las autoridades en caso de estar en peligro. Pero muchos escoltas se quejan de no contar con chalecos antibalas y mejores vehículo debido a que nunca se les autorizan por la insuficiencia presupuestal” del mecanismo, situación que “muy probablemente provocará que en los últimos meses de 2017 se terminen los recursos y exista imposibilidad de continuar financiando las medidas de protección”, según admiten organismos que integran el MPPDDHP, como CNDH, quien alerta que “lo mismo ocurre con la Fiscalía Especial para Atender los Delitos contra la Libertad de Expresión, creada en 2010 para investigar crímenes y amenazas contra reporteros”, la cual también se halla sin presupuesto para dar abasto a sus funciones.

Los hechos y circunstancias, por consiguiente, confirman que los homicidios de periodistas acogidos a estos sistemas son una muestra irrefutable de que la FEADLE y el MPPDDHP no son más que trampas para periodistas incautos que aún creen en las buenas intenciones del gobierno, pues no pocos periodistas sospechan que desde el seno de esos mismos organismos se espía y hasta ‘entrega’ a activistas y periodistas ‘non gratos’ para el sistema.

Ante tales circunstancias, no queda otra que reconocer que sólo unidos seremos fuertes los periodistas; que solo unidos seremos más difíciles de abatir.

Pero la unidad se logrará cuando todos pensemos casi iguales y busquemos juntos los mismos objetivos de la libertad de expresión.

El vedetismo y el elitismo serán siempre nuestra ruina.

Es ahora o nunca.

¡Basta de tanta desunión y elitismo entre nosotros mismos!

Si no comenzamos por unirnos primero, el gobierno seguirá exterminándonos poco a poco y ofreciéndonos trampas como la FEADLE y el MPPDDHP para que creamos que él está de nuestro lado y solo él puede protegernos.

Pero basta…

#GobiernoAsesino: “¡Basta!: Somos periodistas, no criminales”.

www.efectoespejo.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here