Inicio JUSTICIA Altos Criterios Carne de cerdo, arma de México para doblegar a EU en el...

Carne de cerdo, arma de México para doblegar a EU en el TLCAN

Compartir

] CIUDAD DE MÉXICO * Lunes 6 de noviembre de 2017.
Notimex

La revisión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) constituye una oportunidad para México de sustituir las importaciones de carne de cerdo de Estados Unidos en beneficio de los productores nacionales y de reactivar la economía de las comunidades rurales, a través de la proveeduría de granos, servicios de transporte e insumos veterinarios, entre otros.

Así lo consideró el director general de la Confederación de Porcicultores Mexicanos (Porcimex), Alejandro Ramírez González, a unos días de realizarse la quinta ronda de renegociaciones del TLCAN, del 17 al 21 de noviembre en la Ciudad de México.

El representante de los productores mencionó que las importaciones de México de pierna de cerdo han crecido 23% desde 1995.

Estados Unidos pasó de enviar 8,000 toneladas de ese producto, en 1995, a 587,000 toneladas en 2016. Tan solo en este año, si se considera el lapso enero-junio, llegaron 311,000 toneladas, según datos de Porcimex.

“Entonces es una oportunidad porque los productores mexicanos estamos caminando hacia una franca dependencia. Es momento de detener esta política y empezar a buscar cómo restablecer una mayor participación del producto nacional” en el mercado mexicano, refirió el empresario.

Arancel de 20% para EU

En este sentido, Ramírez González sugirió al Gobierno mexicano que, si Estados Unidos se retira del TLCAN, México puede aplicar un arancel de 20% a las importaciones de carne de cerdo.

Esta medida es clave y “un arma” para nuestro país ante las propuestas proteccionistas de Estados Unidos, aseguró Alejandro Ramírez.

De hacerlo, el gobierno de México ayudará a crecer las exportaciones de cerdo nacional, restablecer la planta productiva, incentivar el consumo de carne de cerdo y, en consecuencia, sustituir las importaciones de manera gradual para fortalecer la política y el mercado interno.

La porcicultura es un detonador económico en las zonas rurales del país porque demanda granos, genética, insumos veterinarios, asistencia técnica, electricidad, transporte, combustible, sacrificio —corte, deshuese y empaque— y punto de venta. “Es, entonces, importante invertir en la producción primaria”, reiteró el productor.

Asimismo, Ramirez González consideró que México debe impulsar la diversificación de sus mercados de exportación, por lo que urge acelerar la firma de un acuerdo con Corea para la venta de carne de cerdo.

La oportunidad asiática

Recordó que el país trabaja en la ampliación de relaciones comerciales para la distribución de sus productos agrícolas en los países de la Unión Europea, así como en Brasil, Argentina y los integrantes de la Alianza del Pacífico —Chile, Colombia y Perú—. Sin embargo, “en todos no vemos una oportunidad para los cárnicos”, refirió el productor.

Lo anterior, porque “cada día tienen más restricciones con el bienestar animal y el retiro de sustancias de resistencia antimicrobiana”.

“Donde sí vemos una oportunidad es, precisamente, en Corea y sí deberíamos acelerar (la firma) del tratado (bilateral)”, manifestó Ramírez González en entrevista con Notimex.

Refirió que México paga entre 20% y 25% de aranceles para exportar la carne de cerdo a aquel país asiático pero que, de retirar la cuota, “podemos ser mucho más competitivos”.

México exporta 107,000 toneladas de carne de cerdo y, de ellas, 30,000 toneladas son enviadas a Norteamérica y el resto a países asiáticos, en particular a Japón.