Inicio ENTRETENIMIENTO Celebrities #BarbieFrida no causó el furor que Mattel esperaba

#BarbieFrida no causó el furor que Mattel esperaba

Compartir

] EL SEGUNDO, Cal. * 9 de marzo de 2018.
(BBC)
Frida Kahlo fue una de las artistas latinoamericanas más importantes del siglo XX, reconocida principalmente por sus impactantes autorretratos y por su espíritu rebelde, que la convirtieron en un referente global.

Más de 60 años después de su muerte, la artista mexicana sigue siendo un ícono y una fuente de inspiración tan vigente que incluso sigue generando polémicas.

La más reciente se produjo esta semana tras la presentación de la empresa Mattel de un nuevo modelo de muñeca Barbie inspirado en Frida.

Coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la Mujer, la empresa juguetera decidió presentar una nueva colección de muñecas para honrar a “mujeres que inspiran”.

Junto a la muñeca de la artista mexicana, se lanzaron la de Amelia Earhart, la estadounidense que se convirtió en la primera aviadora en cruzar el océano Atlántico, y Katherine Johnson, la científica y matemática afroestadounidense que rompió las barreras de raza y género al trabajar para la NASA en la primera misión tripulada a la Luna.

La decisión de usar la figura de Kahlo, sin embargo, abrió una disputa con los descendientes de la artista mexicana que aseguran que Mattel no estaba autorizada a crear una muñeca basada en ella.

Sin embargo, la Corporación Frida Kahlo y la empresa de juguetes rechazan esa afirmación.

Parecida pero no tanto

Reconocida por sus tupidas e inconfundibles cejas, Kahlo se convirtió en un ícono del feminismo.

Pese a ello, desde su muerte en 1954 su imagen ha sido utilizada para promover gran variedad de productos de consumo: desde tequila hasta lápiz de labios.

Esta tampoco es la primera vez que las actividades comerciales de la Corporación Frida Kahlo han causado la indignación de algunos de los descendientes de la artista.

“Mara Romeo, la sobrina nieta de Frida Kahlo, es la única propietaria de los derechos de imagen de la ilustre pintora mexicana Frida Kahlo”, señaló la familia en una declaración.

Romeo aclaró a la agencia AFP que el problema no se limita a estos derechos legales.

“Me habría gustado que la muñeca tuviera más rasgos como los de Frida, no esta muñeca de ojos claros”, agregó.

La Barbie, que se vende por US$29,99, en verdad sí tiene ojos marrones, pero las cejas apenas están pobladas a la altura de la nariz y carece de todo vello sobre el labio superior.

La muñeca, que incluye un vestido largo con diseño floral, chal y tocado de flores rojos, aretes y collar dorados, también conserva las delgadas proporciones corporales de la Barbie clásica.

Tras desatarse la polémica, Mattel aseguró que tiene las autorizaciones requeridas para crear la muñeca tal como está.

“Mattel ha trabajado en estrecha colaboración con la Corporación Frida Kahlo, propietarios de todos los derechos relativos al nombre y a la identidad de Frida Kahlo, para la creación de esta muñeca”, dijo un portavoz de la empresa.

“Además de que la Corporación Frida Kahlo fue una parte importante en el proceso de desarrollo de la muñeca, tenemos el permiso y un acuerdo legal para hacer una muñeca parecida a la gran Frida Kahlo”, agregó la compañía.

Mattel también difundió una declaración de la Corporación Frida Kahlo en la cual esta afirmaba que sus derechos para reproducir la imagen de la artista proceden de su sobrina, Isolda Pinedo Kahlo.