Inicio ADMINISTRACIÓN PÚBLICA Medio Ambiente Astilleros de Manzanillo dispuestos al diálogo, pero culpan a CAPAMA de la...

Astilleros de Manzanillo dispuestos al diálogo, pero culpan a CAPAMA de la contaminación ambiental

Compartir

] ACAPULCO, Gro. * 1 de mayo de 201.
Tras el conflicto que prevalece en los astilleros de playa Manzanillo, cuyos trabajadores pretender ser desalojados bajo los supuestos de que no existen registros vigentes de permisos para la existencia de un astillero en dicha playa, según el capitán de Puerto, Gustavo Gómez Rangel, y por la contaminación ambiental que generan, según la Semarnat, los integrantes de dicho astillero expresaron que están dispuestos a encontrar una solución de la mano del gobernador Héctor Astudillo, pero con respecto a la contaminación que se les acredita responsabilizaron a la Coagua (antes CAPAMA) de dicha problemática ambientalista.

En conferencia de prensa, el secretario general y el asesor jurídico de la Unión de Carpinteros, Varadores y Pintores de Playa Manzanillo, Alberto Lara de los Santos y Eduardo Román Guzmán, respectivamente, señalaron que dicho astillero cuenta con más de 70 años de antigüedad, por lo que consideraron absurdo que la Capitanía de Puerto exprese que no hay registros de su existencia.

Sobre la contaminación ambiental que los acusa Semarnat, manifestaron que en dicha playa existe una descarga directa de aguas negras que desemboca al mar, la cual no la originan los trabajadores del astillero de playa Manzanillo, sino el mismo municipio, al permitir que Coagua o CAPAMA de desentienda de este foco de contaminación que, además de causar una mala imagen al puerto es una autentica amenaza contra el medio ambiente y la salud humana.

Eduardo Román subrayó que los trabajadores del astillero están abiertos al diálogo y predispuestos a hacer una limpieza de sus instalaciones, pero requieren de la colaboración de los tres niveles de gobierno, porque al menos uno de los graves problemas que les achacan es competencia de las autoridades federales y el municipio, como lo es la contaminación ambiental que causa el desemboque de una canal de aguas negras que va directamente al mar desde hace muchos años atrás.

Lara de Los Santos y Román Guzmán apelaron a la comprensión de las autoridades que insisten en desalojar a los astilleros sin argumentos lógicos ni coherentes, ya que de este centro de trabajo dependen más de 60 familias. No obstante, asintieron estar abiertos al diálogo, pese a que el astillero está regulado por la misma Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), y jamás han tenido quejas o problemas con ninguna autoridad ni los bañistas por los motivos de los cuales ahora los acusan y los cuales quieren utilizar para retirarles su fuente de sustento familiar.

Lara de los Santos cuestionó que, si retiran el astillero de Manzanillo, ¿dónde, entonces, van a reparar o darle mantenimiento a sus embarcaciones los propietarios, tal como lo prevé la autoridad marítima que estipula que cada dos años todas las embarcaciones deben recibir mantenimiento preventivo y correctivo?

Al respecto, Eduardo Román señaló que es absurdo que quieran retirar el astillero porque se pretende hacer una playa turística, ¡cuando desde hace más de 70 años no ha sido ocupada como tal!

Luego aprovechó para informar que Acapulco solo tiene dos astilleros: “Uno, que es el de la Marina, en la Base Naval, y el otro, en playa Manzanillo, que es público, donde se reparan 80 embarcaciones al mes. Si retiran el de Manzanillo, ¿dónde van a reparar sus embarcaciones los del sector privado, en el de la Marina?”, cuestionó.

Román Guzmán precisó los trabajadores del astillero de playa Manzanillo no están en contra del desarrollo turístico, pero también pidió que no se excusen las autoridades en problemas que son de su competencia pero no que ellas mismas no han querido solucionar, como el caso de las descargas de aguas negras que le achacan al astillero de Manzanillo.

Por ende, expresaron su disposición en dialogar con el gobernador Héctor Astudillo Flores para hallar soluciones, para  que, en caso de ser retirados del lugar, se les pueda dotar de un espacio óptimo que garantice las fuentes de empleo que se tienen en el astillero de playa Manzanillo.

“No vamos a cerrarnos al desarrollo turístico de Acapulco ni de Guerrero, si el gobernador considera que la playa Manzanillo tiene que ser turística y nos da una alternativa distinta, con mayores tecnologías, un lugar más amplió y que reúna las condiciones y requisitos necesarios para desarrollar la actividad de los astilleros, ¡nosotros encantados””, puntualizó Román Guzmán, quien, de paso, exhortó a las autoridades a que en la búsqueda de alternativas se retome el Proyecto Astillero que se presentó en 2010 a la SCT, el cual incluía la construcción de un taller de reparación y construcción naval, y para el cual se lograron 100 millones de pesos para su realización, pero lamentablemente el entonces gobernador Ángel Aguirre frenó porque aseguró que se buscaba recuperar esa playa.

El portavoz de los trabajadores reconoció, sin embargo, que en playa Manzanillo solo se tiene contaminación visual por las embarcaciones obsoletas, pero que este problema se soluciona retirando las viejas embarcaciones obsoletas o abandonadas desde hace años. No obstante, consideró que es injusto y absurdo pretende culpar al astillero de la contaminación ambiental que provoca el mismo municipio, sin que la Semarnat amoneste o sanciones a CAPAMA por ese alarmante foco de contaminación ambiental.