Inicio NOTICIAS DESTACADAS Perfilan a René Juárez como presidente nacional del PRI

Perfilan a René Juárez como presidente nacional del PRI

Compartir

] CIUDAD DE MÉXICO * 2 de mayo de 2018.
SDPNoticias

El ex subsecretario de Gobernación, René Juárez Cisneros, se perfila como el posible relevo de Enrique Ochoa Reza en la dirigencia nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

De acuerdo con la columna Bajo Reserva Exprés, del diario El Universal, el también ex gobernador de Guerrero sería uno de los nombres más mencionados en horas recientes para llegar a tomar las riendas del tricolor en el tramo final de la campaña.

Juárez Cisneros renunció en enero de este año a la subsecretaría, luego de pasar más de un año en ese cargo tras la salida de Luis Miranda, quien en octubre de 2016 se convirtió en nuevo titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

Aunque no se ha confirmado aún el reporte, René Juárez acompañó esta mañana al candidato presidencial José Antonio Meade en un evento de campaña en el estado de Puebla. Hasta ayer, los rumores del sustituto de Ochoa Reza ubicaban a Aurelio Nuño, José Narro, Emilio Gamboa y Miguel Ángel Osorio Chong, como los favoritos, pero por su cercanía al candidato presidencial priísta y su desempeño político, las apuestas recaen sobre el exgobernador guerrerense.

RESEÑA POLÍTICA

René Juárez Cisneros es Licenciado en Economía por la Universidad Autónoma de Guerrero. Fue Secretario de Planeación y Presupuesto del gobierno del estado en el gobierno de José Francisco Ruiz Massieu (1987-1993) y Presidente Municipal de Acapulco (1990-1993).

También fue diputado por el VII Distrito Electoral de Acapulco en la LVI Legislatura al Congreso de la Unión, a partir del 1 de septiembre de 1994. Ocupó la presidencia del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional en el estado de Guerrero, de 1996 a 1997.

En 1997 y parte de 1998, colaboró con el gobernador Ángel Aguirre Rivero como secretario de Planeación y Presupuesto; simultáneamente coordinó el Programa Emergente de Vivienda, implementado con motivo de los daños ocasionados por el huracán Paulina; también coordinó el Programa de Educación, Salud y Alimentación en Guerrero (Progresa).

Fue el último gobernador priísta donde puede decirse que el “orden y la paz” sí fueron una aparente realidad.