Inicio CIENCIAS APLICADAS Climatología Pronóstico climatológico para Guerrero: Lluvias y tormentas fuertes

Pronóstico climatológico para Guerrero: Lluvias y tormentas fuertes

Compartir

] CHILPANCINGO, Gro. * 24 de septiembre de 2018.
Protección Civil Guerrero
La Secretaría de Protección Civil Guerrero prevé para las próximas horas condiciones de cielo nublado con probabilidad de precipitaciones y tormentas locales muy fuertes en gran parte del estado, debido a una zona de inestabilidad con potencial ciclónico que se localiza frente a las costas de Guerrero y Michoacán, reforzando la entrada de aire marítimo tropical del Océano Pacífico.

De acuerdo con el pronóstico para este inicio de semana, prevalecerá el ambiente cálido en las siete regiones de la entidad, generando temperaturas que podrían oscilar entre los 35 y 40 grados centígrados, principalmente en la región de la Tierra Caliente.

La dependencia estatal recomienda a la población y a las autoridades municipales, extremar medidas de precaución ante la posibilidad de tormentas muy fuertes, las cuales se podrían manifestar durante la tarde e inicios de la noche, acompañadas de actividad eléctrica, fuertes rachas de viento y la caída de granizo en las partes altas.

La zona de inestabilidad con un 70 por ciento de potencial ciclónico, la mañana de este lunes se localizó a 445 kilómetros al suroeste de las costas de Acapulco, y se moverá paralela a las costas de Guerrero y Michoacán, reforzando el potencial de lluvias en el sur y centro del país.

A través del Centro de Monitoreo y Análisis de Riesgos, vigila el desarrollo y evolución de este sistema meteorológico, a fin de emitir los avisos y alertamientos oportunos a la población y las autoridades, a fin de extremar medidas de prevención.

Por lo anterior, se recomienda a la población mantener medidas de prevención, principalmente quienes habitan en zonas de alto riesgo, durante la manifestación de tormentas locales, acompañadas de fuertes vientos y la caída de granizo.

También pide mantenerse informados de las condiciones climatológicas y no hacer caso a falsos rumores.

Alejarse de zonas de inundación, de los márgenes de ríos, lagunas y presas, así como laderas inestables propensas a deslaves o derrumbes.

Mantener vigilancia en escurrimientos que pudieran presentarse en zonas bajas, y tener precaución con el riesgo de caída de árboles, espectaculares y tendido eléctrico. Reportar cualquier incidencia al número de emergencias 911.