Inicio ADMINISTRACIÓN PÚBLICA Guerrero Ofrece Antonio #Gaspar un Chilpancingo seguro, hospitalario y solidario

Ofrece Antonio #Gaspar un Chilpancingo seguro, hospitalario y solidario

Compartir

Francisca Meza Carranza
] CHILPANCINGO, Gro. * 30 de septiembre de 2018.
Agencia Quadratín
El alcalde de Chilpancingo, Antonio Gaspar Beltrán, presentó un programa de nueve puntos prioritarios que atenderá durante sus primeros 100 días de gobierno, entre los que anunció una auditoría externa a todas las áreas del Ayuntamiento para conocer su estado administrativo.

La tarde de este domingo se instaló la sesión solemne de Cabildo en el auditorio Sentimientos de la Nación, en la que la presidenta de la Mesa Directiva del Congreso local Verónica Muñoz Parra tomó protesta al alcalde y a los integrantes del Cabildo.

Aunque la bandera de Gaspar Beltrán ha sido un gobierno ciudadano, en lo que fue reiterativo en su discurso, previo a que comenzara el acto se registraron inconformidades al exterior, pues se priorizó a las personas que tuvieron pases dorado y plateado, seguidos de pase rojo.

A las personas que no llevaran pase se les dijo que esperaran a ver si quedaba cupo, por lo que algunas se retiraron pues esperaban bajo el sol. Cuando se ocuparon las áreas del auditorio destinadas para el acto, en el vestíbulo se colocaron sillas para que las personas pudieran sentarse.

El alcalde enumeró en su discurso sus nueve temas prioritarios: seguridad, transparencia y honestidad, suministro de agua, recolección de basura, empleo y oportunidades, calles limpias y en buen estado, alumbrado público, atención y eficacia administrativa, y participación ciudadana.

Dijo que Chilpancingo debe volverá ser una ciudad segura, hospitalaria y solidaria entre sus habitantes, en la que no exista temor de salir a las calles y donde los niños y jóvenes puedan jugar y ser felices. Ofreció impulsar un gobierno honesto, transparente y de rendición de cuentas que cumplirá sus compromisos y en el que no se permitirá ningún acto de corrupción, por lo que convocó a los ediles y colaboradores a cumplir son ese principio. Aseguró que la austeridad será una constante en su administración y que esta no será improvisada, sino con planeación y organización.

Gaspar Beltrán dijo que dará un giro a la forma de gobernar con la participación ciudadana, y aunque reconoció que tres años no son suficientes para corregir de manera inmediata décadas de inmovilidad y abandono, indicó que sí se pueden sentar las bases para el cambio y la transformación.

Aseguró que la suya será una administración sensible y con apertura de diálogo, por lo que consideró que la presión social y el bloqueo de calles ya no serán necesarias para que las demandas ciudadanas sean atendidas, y ofreció justicia laboral, pero con techo presupuestal.

Antonio Gaspar pidió un voto de confianza y pidió perdón al pueblo de Chilpancingo por los agravios que han sufrido, “no porque yo los haya cometido, sino para marcar el inicio de un nuevo sistema de gobierno”.

Gaspar Beltrán estuvo acompañado por los dirigentes estatales de Movimiento Ciudadano, Luis Walton Aburto, y del PRD, Ricardo Barrientos Ríos, además del gobernador, Héctor Astudillo Flores, y la diputada Verónica Muñoz. En la mesa de honor estuvo el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia, Alberto López Celis, y acudieron diputados, ex diputados y ex alcaldes de distintos partidos políticos.