Inicio LOS PERIODISTAS Cuarto Poder Poder Judicial: Cambio a fondo

Poder Judicial: Cambio a fondo

Compartir

Alfredo López Rosas
] licalfredolr@hotmail.com

La iniciativa del el presidente de la junta de Coordinación Política de Senado, Ricardo Monreal, es más que el nepotismo, corrupción, rotación de jueces, magistrados como medida de solución, si es grave el mantener estos abusos en el poder judicial, sin embargo no es el fondo del problema ni de la solución.

A los jueces y magistrados les piden cantidad, no calidad. Cada fin de mes estas instancias deben de informar que han cumplido la meta numérica que se les exige por su inmediato superior, con la obligación ineludible de cumplir la meta para no ser destituido de su cargo.

Incomoda al quejoso el tener que litigar contra el juez de distrito porque este busca la tilde para NO admitir el recuro de amparo, eludiendo aumentar su carga de trabajo.

Están obligados a resolver más asuntos de los que entran, más egresos que ingresos de las solicitudes de amparos.

Los juzgados de distrito tienen horario de entrada, no de salida, le he llamado “la jaula de oro”, ganas buenos sueldos pero siempre encerrados, especialmente cuando les toca la guardia.

Debemos que recordar que la mayoría de la solicitud de amparo viene de los procesos que sean decididos en las instancias estatales, la parte que no fue favorecido en los juzgados del estado con toda seguridad recurre a la instancia federal para que revise las actuaciones de los jueces y magistrado de los estados.

Ese es el problema de fondo en la saturación en la instancia federal, cuando los jueces de primera instancia, magistrados del estado carecen de seriedad, de preparación, sustento, fundamentación en sus autos, sentencias, decisiones que obliga a las parte sacar su asunto de las instancias estatales y solicitar a los jueces y magistrados de la federación que resuelva el asunto de fondo, revisando todas las decisiones de las instancias inferiores.

Claro que molesta al litigante cuando el Juez de distrito encuentra deficiencias en el proceso y ampara “para efecto”, cuando es su responsabilidad enmendar al inferior y decidir de fondo y no enviar al juez de primera para que corrija perdiendo tiempo en el asunto, pero el juez de distrito no tiene tiempo para estar corrigiendo a los jueces y magistrados del estado.

La solución de fondo es que los tribunales de los estados nombren jueces y magistrados capaces, actualizados, siendo así, llega el asuntos a los jueces de distrito bien sustentado que no se necesita más que confirmar los buenos procesos efectuados en los juzgados de primera instancias.

En el estado de Guerrero en el nombramiento de los jueces, de magistrados domina el nepotismo, creando un déficit meritocràtico, afectando los procesos, los autos, las sentencia dictada por jueces en razón del nepotismo más que en los méritos, capacidad.

Si no hay capacidad en las instancias de justicias en los estados, no se resolverá la saturación, corrupción en la instancia de la federación.

Si a lo anterior, el nepotismo, incapacidad, ausentes de actualización en las instancia judiciales de los estados, les sumamos el nepotismo, corrupción, la petición de cantidad sin calidad de los jueces y magistrados de la federación, la justicia en México es deficiente, lenta, sin fundamento.

Así la situación la iniciativa de Ricardo Monreal es incompleta si no se revisa la justicia en los estados que está sometida a los políticos.

Además de lo anterior la iniciativa debe de modificar la manera en que son elegidos los Magistrados y Consejeros, estos son nombrados por políticos, cuotas de los partidos políticos, el presidente de la república, ofrece al senado la terna para que el senado vote por uno de ellos “sugeridos” en la terna presidencia.

Los once Ministros de la corte actuales fueron sugeridos por Vicente Fox, Felipe Calderón, Peña Nieto, ninguno de los tres ex presidentes fueron litigantes, académico, administradores del derecho, no tienen capacidad para sugerir a los Ministros, si le sumamos que la mayoría de los senadores nada o muy poco saben del derecho se confirma que ni el presidente ni el senado debe de elegir a los Ministros de la corte.

Esa es otra de las debilidades de la iniciativa de Monreal, los Ministros de la corte deben de continuar con el método de selección para llegar a ser jueces y magistrados de la federación: el examen, el concurso de conocimiento, esto da continuidad a la carrera judicial, a los académicos, estudiosos del derecho y a los litigantes.

Andrés Manuel López Obrado, tiene el propósito de deslindar la economía de la política, en ese mismo camino debe de deslindar la política de la vía judicial, esto sería otros de los cambios que dará salud a la división de poderes. Espero este cambio también.
licalfredolr@hotmail.com 13 de noviembre 2018