Inicio LOS PERIODISTAS Cuarto Poder Antonio #Gaspar, ¡salió peor!

Antonio #Gaspar, ¡salió peor!

Compartir

Lectura política
] Noé Mondragón Norato

Mientras el exedil de la capital, el priista Marco Antonio Leyva Mena, comenzó su administración pintando líneas carreteras, desbrozando el follaje crecido de banquetas y calles, además de meterse al río Huacapa con la intención de desazolvarlo; el actual perredista, Antonio Gaspar Beltrán, inició su trienio creando una cuenta de Wattsapp en la que advertía: no se toleraría la crítica a su administración. O serían expulsados de ella. ¡Y lo cumplió! Su intención era obvia: llenarse de reconocimientos y pleitesías inmerecidas. De aplausos fáciles y acomedidos que estuvieran en sintonía con su “eficaz” quehacer como autoridad municipal. Aunque su estilo de entender el ejercicio del poder se topara de frente con realidades que lo sacarían abruptamente, de ese optimista sueño. Desde ahí, comenzó a mandar señales de autoritarismo, arrogancia e intolerancia.

GASPAR: ERRORES QUE PESAN

Hay cuando menos tres asuntos que carcomen demasiado al edil perredista de la capital:

1.- La violencia e inseguridad crecen en la capital sin que el edil explique cómo funciona el C-4 y su Policía Preventiva con el fin de frenarlas. Los crímenes y las desapariciones de féminas de los últimos días marcan con mucho, la indolencia de Gaspar Beltrán. A ello se suma el abandono en que se encuentran los módulos de esta corporación policiaca en distintos puntos de la ciudad capital. Es decir, el alcalde no cuenta ni con estrategia de seguridad ni con presupuesto para enfrentar al delito. ¿Por qué razón entonces asume una postura enérgica en el pago de impuestos y servicios hacia los ciudadanos, si no es capaz de garantizar la aplicación y operación del Bando de Policía y Buen Gobierno marcado con claridad en la Ley Orgánica del Municipio Libre?

2.- El déficit en el suministro de agua potable se torna progresivamente, en otro de sus puntos vulnerables. Porque más que eficacia, Gaspar Beltrán se encargó de darles chamba a “recomendados” políticos. Así, tiene despachando como directora de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (Capach) a Irma Lilia Garzón Bernal, recomendada por cuota de poder por el PAN -los blanquiazules fueron en alianza con el PRD en la pasada elección de diputado federal por el distrito 7 y perdieron con Irma Lilia como candidata-, y Gaspar cedió dicho espacio. Tiene también como subdirector comercial de Capach a un eterno trepador perredista: Alejandro Luna Vázquez, quien de diputado local por distrito 6 en la 58 legislatura (2005-2008) pasó a ocupar la Dirección de Administración en la 59 legislatura (2008-2012) y jefe del departamento de Recursos Humanos en la 60 legislatura (2012-2015). En agosto de 2017 fue designado “encargado” de la Dirección Comercial de Capama en Acapulco. Es esposo de Rosa Coral Mendoza Falcon, exdiputada local por el distrito 16 en la 61 legislatura (2015-2018), y perdedora en la elección por el municipio de Ometepec en la pasada elección del 1 de julio de 2018. Ambos personajes son arropados por la tribu Nueva Mayoría, del exedil perredista de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre. Por esa razón, las cosas no caminan bien en esa dependencia.

3.- En la dirección de Comunicación Social de la comuna, designó a una fémina sin perfil profesional, carente de amplio trabajo informativo y profundo desconocimiento de la dinámica periodística de la capital: Adriana Luz Téllez. El compromiso político con la dama debe ser muy alto como para que el edil capitalino optara por ese nombramiento tan torpe, desproporcionado y hasta irracional. De hecho, Adriana metió en graves aprietos al edil, pues tiene una plaza laboral de intendente en la secundaria “Aaron M. Flores”, que ha descuidado y abandonado, pero, trasciende, cobra en ambos lados. El titular de la SEG, Arturo Salgado Urióstegui ya no se sabe qué hacer. La disyuntiva es que puede despedirla de golpe, alegando ausentismo laboral. O dejar correr las cosas por “la influencia política” de Gaspar Beltrán. Justificando así e indebidamente, su prolongada ausencia en su centro de trabajo. El alcalde perredista capitalino se desgasta más pronto de lo que parece. Pero solo él mismo no lo advierte.


Adriana Luz Téllez

HOJEADAS DE PÁGINAS…

Para el secretario de Finanzas Tulio Samuel Pérez Calvo “el gobierno estatal no incurrió en desvíos de recursos”, tal y como concluye la Auditoria Superior de la Federación. Si esa versión es tal y como el funcionario la sostiene, implica entonces que el gobernador Héctor Astudillo, no pagará a partir del 1 de marzo a los trabajadores de la SEG que están fuera del FONE. Y será AMLO quien hipotéticamente, lo haga. Qué tal.