Inicio PODER Y POLÍTICA Ambientes Políticos Niega esposa de AMLO haber dicho que “españoles son odiados en México”

Niega esposa de AMLO haber dicho que “españoles son odiados en México”

Compartir

] CIUDAD DE MÉXICO * 26 de marzo de 2019.
Efe
La titular de la Coordinación Nacional de Memoria y Cultura de México, Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente Andrés Manuel López Obrador, negó tajantemente este martes haber dicho que “los españoles son odiados en México”.

“Es falso que yo haya hecho una afirmación semejante”, expresó Gutiérrez Müller en su cuenta de Twitter al responder a una usuaria que le recriminó estas palabras. Según informaron medios locales como Radio Fórmula y Cultura Colectiva, Gutiérrez Müller habría expresado el pasado 30 de enero a la ministra de Justicia de España, Dolores Delgado, que los españoles son “odiados” en México por el pasado colonial.

El encuentro en Gutiérrez y Delgado Por ello, la esposa de López Obrador habría sugerido a la ministra que el Gobierno de España se disculpara por los agravios cometidos durante la conquista a fin de cambiar la percepción que se tiene en México de los españoles. Este encuentro entre Gutiérrez Müller y Delgado se produjo durante la visita que hizo el presidente del Gobierno de España, el socialista Pedro Sánchez, a México, donde se reunió con López Obrador. En otro mensaje en Twitter, Gutiérrez Müller insistió en que “es falso que yo haya dicho tal cosa”. La prensa local sitúa a Gutiérrez Müller como principal artífice de la carta que López Obrador mandó el pasado 1 de marzo al rey de España y al papa Francisco pidiendo disculpas por los abusos cometidos por los españoles y la Iglesia católica durante la conquista del actual México. La carta de López Obrador El presidente mexicano dio a conocer la existencia y el objetivo de la carta mediante un vídeo en el que aparecía acompañado de su esposa. López Obradorpidió a España y al Vaticano que se disculpen en 2021, cuando se conmemorarán los 700 años de la fundación de Tenochtitlan, actual Ciudad de México, los 500 años de la caída de Tenochtitlan en manos de los españoles y los 200 años de la independencia de México. “Es tiempo ya de decir que vamos a reconciliarnos pero primero pidamos perdón”, dijo López Obrador, quien afirmó que la conquista “se hizo con la espada y la cruz” y recriminó que hubo “matanzas”, e “imposiciones”. Además, avanzó que él mismo también pedirá disculpas por los abusos cometidos por parte del Estado mexicano contra los pueblos indígenas. Como respuesta, el Gobierno español lamentó que se haya hecho público el contenido de la carta, que rechazó “con toda firmeza”.