Inicio PODER Y POLÍTICA Tercera Vía: UAGro, honor a quién honor merece

Tercera Vía: UAGro, honor a quién honor merece

Compartir

] Ernesto Rivera Rodriguez

Ifigenia Martinez Hernandez, Porfirio Muñoz Ledo y Cuauhtémoc Cárdenas Solorzano, motivaron más que la atención del abarrotado Teatro Juan Ruiz de Alarcón, del Centro de Convenciones de Acapulco, fue el encuentro con la historia de la lucha democrática de éste país, que fracturó el monolítico sistema político del PRI, para sembrar la simiente del anhelado cambio que pincelaron uno a uno al recibir el Doctorado Honoris Causa, por la Universidad Autónoma de Guerrero.
Institución que como hilo conductor y tambien escenario de un movimiento constructor en las palabras del Rector Doctor Javier Saldaña Almazán, no ha dejado de templar “en la academia, en la política, en el foro público o en las manifestaciones callejeras, en los planos nacionales e internacionales”, el paso firme en las luchas democráticas.
Si el hombre es el ” zoom politikon” los tres resumen con prístina claridad la veracidad de esa frase plasmada hace más de dos mil años, cada uno desde su propia cosmogonía profesional, intelectual y política. Ella, Ifigenia Martinez la primera mujer egresada de la Facultad de Economía de la UNAM, de pie con el micrófono en mano con la sencillez de quien ya camina por la historia, rememoró su tránsito junto con los dos galardonados su participación en las luchas políticas por erradicar el sistema antidemocrático y reorientar la política económica del país, fundadora con Porfirio Muñoz Ledo “el infant terrible de la política mexicana”
del Frente Democrático Nacional hizo honor a su fama, al dictar desde su lugar en el estrado, sentado, una cátedra de historia política al navegar en las aguas de la turbulenta politica nacional que conoce, vive, confronta y padece como pocos, que es entre los tres, el pivote político ideológico, engarzado con la política social que desde la tribuna en su momento tomó el ingeniero Cuauhtemoc para cerrar con la advertencia que corresponde a los universitarios de manera prioritaria contribuir a resolver los problemas de los guerrerenses.
El acto en estos tiempos de un incipiente régimen federal, obliga a no caer en el radicalismo del protagonismo triunfalista que por momentos parece que aún no rebasa las tempestades de campaña, y que en Guerrero Hector Astudillo Flores, gobernador del Estado, e invitado como testigo especial del evento, a mantenido con mano firme la conducción del estado sorteando las marismas de la adversidad política convertida en realidad, y donde la tradición de lucha universitaria se ha convertido con la complejidad que exigen los tiempos en una institución que sin olvidar su historia unió en este acto su compromiso con las causas que motivaron a los galardonados a dedicar sus vidas a las mejores causas que recordaron fue el camino que ha caracterizado la evolución de la Universidad Autónoma de Guerrero. Honor a quien Honor merece.