Inicio LOS PERIODISTAS Libertad de Expresión Hermano de excalde de Acapulco cobra 78 mil pesos en oficina dirigida...

Hermano de excalde de Acapulco cobra 78 mil pesos en oficina dirigida por hermana de delegado federal en Guerrero

Compartir

Redacción
] ACAPULCO, Gro. * 26 de abril de 2019.
Efecto Espejo
Jose Alfredo López Lechuga, medio hermano del “expresidente inteligente” de Acapulco por el PRD, Alberto López Rosas, tiene asignado un sueldo mensual de $78 mil 407 pesos con 68 centavos en la Secretaría de la Función Pública (SFP), de la cual es titular Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, hermana del delegado federal en Guerrero, Pablo Amilcar Sandoval Ballesteros.

El consanguíneo de López Rosas gana 24 mil 433 pesos con 52 centavos menos que el Gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, que de acuerdo al Tabulador Salarial Mensual contenido en el Presupuesto de Egresos 2019, percibe 102 mil 841 pesos con 20 centavos.

Se desconoce si en realidad José Alfredo López Lechuga devenga ese salario, pues diariamente se la vive en las redes sociales copiando y pegando los ‘twits”, vídeos y publicaciones de su patrona federal y su ‘patrón’ en Guerrero en los diversos grupos de Whatsapp a los que pertenece.

¡Lo cierto es que con ese salario es comprensible la férrea defensa que “Alfredo Lechuga” hace del clan de los Sandoval Ballesteros en redes sociales, a grado tal de confrontarse con quienes critican las malas acciones del mal llamado “superdelegado” federal en Guerrero!

DATOS EXTEMPORÁNEOS

En la primera quincena de noviembre 2008, la Nómina Oficial del Ayuntamiento de Acapulco registró a José Alfredo López Lechuga como Auxiliar Administrativo en la Sala de Regidores, con salario de $6 mil 581 pesos con 93 centavos como sueldo base, más un $1 mil 97 pesos con 20 centavos como estímulo a la vivienda.

José Alfredo fue dado de alta en el Ayuntamiento de Acapulco el 16 de junio de 2008, siendo presidente Félix Salgado Macedonio, sucesor de Alberto López Rosas, y le fue asignado el nümero de empleado 12365.

No. No hay “mala fe” en exhibir las deshonestidad con que se conducen el “Presidente de la Esperanza” y su #4T, que habla de honestidad y austeridad pero sin predicar con el ejemplo.
www.efectoespejo.com