] NEW YORK, USA. 20 de mayo.

Las autoridades de Nueva York lanzaron el martes un grito de alerta por la “epidemia” de heroína en la ciudad, marcada por incautaciones récord de esa droga en 2014 y la explosión del número de sobredosis.

“Este año ya secuestramos 288 libras, es decir 131 kilos de heroína”, por un valor de reventa de 40 a 60 millones de dólares, declaró la fiscal a cargo de casos de narcóticos, Bridget Brennon, ante el concejo deliberante de la ciudad.

Brennon afirmó que es una cifra “nunca vista” desde que la ciudad comenzó en 1991 a tener registros de esos operativos policiales. En 2013, se habían incautado 177 libras durante todo el año.

La fiscal agregó que el número de sobredosis aumentó un 84% entre 2010 y 2012.

“Nueva York se ha convertido en el punto neurálgico de la distribución de heroína en elaumento del nivel de los océanos producto del derretimiento del hielo polar por el calentamiento global amenaza varios hitos estadounidenses, como la Estatua de la Libertad noreste” de Estados Unidos, continuó.

Según la responsable, más allá de los barrios que tienen problemas de larga data, “ha surgido un nuevo grupo de consumidores, jóvenes de clase media pero también de clase obrera y gente que tiene una mayor educación que los viejos consumidores”.

“Empiezan a menudo con abusos de medicamentos y cuando los analgésicos se vuelven muy caros, se vuelcan a la heroína”, precisó.

Otra causa que alimenta el problema es que el precio de la heroína se encuentran en un piso histórico y que la droga que se consigue en el mercado es “más pura” que la que circulaba durante la última epidemia de los años 70.

“En aquella época la pureza era del 6 al 10%”, dijo Brennon, agregando que ahora es de “entre 40 et 60%”, lo que explicaría el aumento del número de sobredosis.

La droga procedente de Colombia llega a través de carteles mexicanos a través de la frontera sudoeste de Estados Unidos, donde es traficada incluso hasta en las baterías de los camiones, según la fiscal.

La droga sigue su camino luego hacia Nueva Jersey o Pensilvania, estados vecinos de Nueva York, antes de ser transportada a “laboratorios” en la Gran Manzana donde se la prepara y empaqueta en dosis individuales.

El creciente problema de la heroína había salido a la luz meses atrás con la muerte por sobredosis del actor Philip Seymour Hoffman.

] AFP

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here