Inicio PODER Y POLÍTICA Una historia de tragedias que se repite

Una historia de tragedias que se repite

Compartir

] CIUDAD DE MÉXICO, 30 de enero.

Desde 1984 la Ciudad de México y otras zonas del país han padecido los efectos de accidentes en los que fugas de gas licuado, de petróleo o en instalaciones de servicios terminaron en tragedias.

El 19 de noviembre de 1984 una falla en el entramado de gasoductos de la central de almacenamiento de Petróleos Mexicanos de San Juan Ixhuatepec, en el municipio conurbado de Tlalnepantla, detonó una cadena de 16 explosiones que cobraron la vida de más de 600 personas.

37 personas murieron en la Torre de Pemex en 2012

La explosión envolvió en llamas la colonia conocida como San Juanico dejando un saldo de cuatro mil 500 heridos y al menos 200 mil damnificados.

A ocho años de esta tragedia, una mezcla de hidrocarburos que se concentró en la red de drenaje del sector Reforma, en Guadalajara, provocó una explosión en 14 kilómetros de calles.

Ese 22 de abril de 1992, las autoridades jalisciences certificaron la muerte de 210 personas y más de 50 heridos.

La noche del 20 de octubre de 2000, una cadena de errores en los protocolos de protección civil cobró la vida de 22 personas y dejó a 30 más heridas debido a un incendio en la discoteca conocida como Lobohombo, en la Ciudad de México.

Los peritajes señalaron que fue producto de un corto circuito que se combinó con que las puertas de las salidas de emergencia se encontraban cerradas en el momento del incendio.

El 5 de junio de 2009, el fuego que se propagó desde una bodega contigua a la Guardería ABC, en Hermosillo, Sonora, cegó la vida de 49 niños y dejó a 76 más con lesiones y quemaduras de diversos grados, una de las peores tragedias que ha habido.

En el municipio de San Martín Texmelucan, Puebla, el 19 de diciembre de 2010, se registró la explosión de una sección de ductos propiedad de Pemex, debido a la extracción clandestina de gasolina que dejó 28 personas muertas, 53 heridos y 115 viviendas con daños, así como graves afectaciones a la infraestructura urbana.

El 31 de enero de 2012, la acumulación de sedimentos de hidrocarburos y la combinación con solventes provocaron una explosión en el Edificio B2 de la Torre de Pemex, en el DF. Murieron, 37 personas y 126 resultaron heridas.

La carretera México-Pachuca fue el escenario en el que una pipa de doble remolque, que transportaba gas, volcó y explotó a la altura del poblado de San Pedro Xalostoc, en Ecatepec, dejando 27 personas muertas y más de 30 heridas.

El 29 de julio del año pasado, el error del operador que conducía una pipa, propiedad de la empresa Gas Express Nieto, provocó una explosión que dejó dos personas muertas, ocho lesionadas y cinco vehículos quemados.

] Excelsior